Su esposo le hacía bullying por su apariencia; bajó de peso y lo abandonó

Siguiente

Página 1 of 4

Desde los 13 años, Betsy Ayala fue víctima de bullying por sus kilos de más. La comida era lo único que anestesiaba su ansiedad e inquietud, lo que la llevaba a la frustración constante; por ello prefería comer antes de preocuparse por su apariencia física y aquello se convertía en un círculo vicioso.

Al llegar a la universidad pesaba 95 kilos, y después de dar a luz a su hija Isabella en el 2013, alcanzó los 118 kilos. En esa época no le importaba su aspecto físico pues luchaba contra la depresión postparto, no podía dormir y no tenía ningún deseo de funcionar en absoluto. Pero tenía una recién nacida por quién luchar.

Siguiente

Página 1 of 4